domingo, 18 de junio de 2017

LAS GOLONDRINAS (1ª ETAPA) : Camping Asolaze- Pico Txamantxoia- Refugio de Linza.




Descubrimos hace un par de años el Pirineo Navarro, esa comarca que linda con el pirineo oscense y el francés, y nos cautivó hondamente. Realmente es muy fácil que toda esta maravilla de la naturaleza que es la cordillera pirenaica lo haga, pero esta parte sin llegar a alturas de tresmiles, sino miles y dosmiles guarda un verdor en las montañas y una calidad de bosques y naturaleza, producto de la humedad atlántica, que lo hacen verdaderamente bello, todo bien aderezado con la roca caliza típica de estas cordilleras.

Al igual que nosotros, nuestros amigos de Betxí (Castellón) Dani y Eva también han caído bajo el influjo de esta parte del Pirineo, y que mejor que compartir con ellos esta increíble travesía de cuatro días, conocida como las Golondrinas, donde pernoctando en refugios pasaremos cuatro días de los de disfrutar y pasárnoslo en grande conociendo uno de los paisajes más peculiares de toda Europa, el Karst de Larra. Además la mitad de la travesía es por el pirineo francés, cosa que le dio un plus de interés al conocer esa parte de las montañas pirenaicas.




Todo comienza llegando al camping de Asolaze en el valle del Roncal, ya cerca de la frontera con Francia, para cenar, dormir y al día siguiente dar el pistoletazo de salida a nuestras vacaciones en travesía de las Golondrinas.

Esta travesía consta de 4 días, 4 etapas, donde cada una de ellas tiene una variante A y B, siendo una de ellas más fácil. Luego la otra es más dura subiendo a las todas las cimas por lo general. Nuestra idea era en un principio hacer las variantes duras para coleccionar cuantos más picos mejor, aunque iríamos como dice el Cholo, partido a partido, día a día, ruta a ruta.

Por lo pronto, esta primer día si íbamos a ir por la variante B, de fácil orientación e iba a ir del Camping de Asolaze al bonito Refugio de Linza, pero en vez de hacerlo por el fondo del valle (variante A) subiremos a una montaña que tanto Eva y Dani, como Maru y yo conocíamos de vista, de cuando hace un año ellos, dos años nosotros, subimos al pico Petrechema.

Dicha montaña es el Txamantxoia, que no es un 2000 por muy poco, y del que hablaremos más adelante.


 Llegamos por la tarde al Camping Asolaze donde al irse el sol, cae un fresco que ya nos gustaría tenerlo ahora. Toca acomodarnos en las habitaciones del albergue, cenar pescadito muy rico con sagardoa de la tierra, y rápidos a la cama.


Amanece y con poco ya estamos en marcha, ya que la senda que es nuestra variante sale de detrás del camping.


 Esta 1ª parte es un bonito y verde pinar donde sus primeras cuestas nos vienen bien para entonarnos.


 Ahí tenéis a Maru Golondrina, jejeje. Al loro con este punto pues nosotros iremos a la derecha pero dentro de cuatro días tendremos que aparecer por esa senda que sigue de frente. Si no aparecemos es que algo nos ha pasado pero no teman que ya os digo que asomaremos, además algo chispaos........eh!! callate Toni, que adelantas acontecimientos!!!


 No se tarda mucho en dejar la sombra de los grandes pinos y comenzar con las lomas herbosas.


 Eso si, nos comienzan a aparecer valles y montañas de postal, como el valle de Belagua y aquella montaña creo que es Lakartxela (1979 metros).


 Hacia el otro lado, aparece un viejo conocido de Maru y mío, la Peña Ezkaurri, y de nuestro chico Nachete al que le costó lo suyo subirlo en año anterior.


 Si seguimos mirando hacia el oeste, nos aparece la otra parte del Ezkaurri, la Peña Ruzquía (a la derecha) y despues la alargada y preciosa Sierra de Alano.


 Aquí Eva la otra Golondrina, con ese verde manto detras en dirección este, donde los Pirineos se van atenuando hasta desparecer y  llegar al mar Cantábrico.


 Delante tenemos al parte trasera del objetivo de la jornada, al que aún nos queda un trecho, ya que no hay que olvidar que del Camping a la cima del Txamantxoia hay 1000 metros de desnivel positivo.


 Llegamos a la parte alta de la loma herbosa y Dani, el otro golondrino y nuestro guía pirineólogo, comienza a ver lo que nos rodea desde esta espectacular pasarela. Vayamos con las vistas.


 A nuestra izquierda la carretera que va a Francia que es lo del otro lado, con el Refugio de Belagua a la izquierda de la foto y una grieta barranco por donde muy cerca bajaremos dentro de cuatro días. Claro que por entonces no sabíamos nada aún.


 Viendo nuestros mapas que se nos regala junto con una camisetas, podemos ver que esa piramida perfecta es una cima francesa, el Pico de Arlas (2043 metros), que está en la variante B del cuarto día. ¿¿Llegaremos a subir??


 Seguimos mirando hacia la izquierda por que aparece poderosamente en el centro de la foto es la Mesa de los Tres Reyes, donde subiremos el 2º día. Ese si lo teníamos claro. Si son observadores, a la izquierda asoma otro pico, es el Anie, pico francés del que hablaremos en próximas jornadas.


    Asoma la Mesa y el Pico de los tres reyes con sus 2446 metros, siendo el techo de Nafarroa.


 Hacia el frente tenemos otro conocido, tanto de Dani y Eva  como de nosotros. , el Petretxema (2371 metros)


                                     Mesa de los tres Reyes, Petretxema y un tío feliz.


 Miremos hacia la derecha pues la Sierra de Alano se muestra soberbia, estilizada y elegante.


 Apurando el zoom y con la ayuda del mapa, vemos que hay pasos por esas enormes grietas. A Dani y a mí nos estaba gustando mucho el aspecto que tenía esta Sierra y esos pasos y cuando se nos mete algo en la cabeza......


 Mas a la derecha, que se nos queda un poco atrás, podemos ver el Ezkaurri y el lugar por donde los subimos Maru, yo y los chicos el año anterior, que es donde acaban los hayas en triangulo, en la parte central de la foto.


 El Txamantxoia es una montaña que vista desde su lado sur y sureste es de forma muy bella y puntiaguda, de esas que te preguntas al verla que por donde diablos se subirá. La manera es muy fácil pues su ladera norte es una gradual subida, con un final por una alargada loma herbosa a modo de hermosa pasarela donde podremos espectaculares vistas a ambos lados de toda esta extensa comarca, rematándose en la cima que es todo un brutal balcón a todo un conjunto corrido de dos miles franceses, navarros y oscenses.


 Estamos maravillados de todo lo que podemos ver, y eso que aún no hemos llegado a la cima que es lo que se ve al fondo en el centro.


                Nos quedan los últimos metros tanto para arriba como para adelante.



      Ahí tienen los 1941 metros de esta montaña, tambien conocida en los mapas como Maz.


Ya he comentado lo de la pared sur de esta montaña, y si no vean la caida que tiene habiendo unos 600 metros de desnivel casi vertical. Abajo se pueden ver los coches aparcados cerca del refugio de Linza.


                                     Charla de Golondrinos con la pirámide del Arlas de fondo.


La cima tiene un puntal a modo de balcón algo más bajo que es sencillamente brutal donde veríamos principalmente la Mesa de los Tres Reyes y el Petretxema.





                                                                   Pinchen la imagen.





El Petretxema en el centro de la foto y la derecha se intuye las laderas y el valle de otro pico precioso, en este caso, ya de Huesca, el Acherito (2374 metros)


Ahi lo tienen mejor: el Petretxema a la izquierda y el Acherito a la derecha. En la parte inferior de la foto a la derecha estaría el Refugio de Linza y esa senda es la que deberemos coger mañana pero torciendo a la izquierda para dirigirnos hacia la Mesa de los tres reyes.


La vista sur es tambien magnífica poniendo los huevos de corbata como te acerques mucho al borde. A la izquierda estaría el refugio de Linza y a la derecha al fondo, estaria el Camping de Zuriza.


Pirineos occidentales en estado puro con el estrecho que labró el río Veral al partir el Pico Ruzquía (Aragón) y el Pico Ezkaurri (Navarra).


Toca poner el modo bajada, y con cuidado ya que descendermos cantidad de metros en poco tiempo.


      Maru no bajaba muy segura pero en esta travesía pirenaica es donde se quitó miedo y nervios, y en las próximas etapas ya bajaba más suelta.


      Parece que el collado con el hayedo está cerca pero no es así, y no debemos meternos prisa.


          Sino deleitarnos en la verticalidad de la impresionante ladera sur del Txamantxoia.


                                                    Dani ya va acercandose al bosque.


                     Un vistazo atrás para ver por donde van las chicas, y de donde venimos.


                   El calor aprieta a esta hora, y hay ganas de ser engullidos por el Hayedo.


Pero antes de hacerlo yo el último quiero captar esta bonita vista de esta montaña, que siendo de altura humilde para ser los Pirineos, es de gran belleza.


     El frescor, la luces y los brillos de los hayedos en verano es siempre un placer para el senderista.


                     Y disfrutar del tamaño bestial de los abetos al que no conseguimos abarcar.



                   El Basajaun se refugia en estos bosques huyendo de los calores fuertes.


                       Despues de bajar un buen porrón de metros, podemos ver la carretera.


Y a los pastizales de alta montaña que rodean al refugio de Linza que está allí delante como a medio kilómetro.


Lo primero que hacemos es quitarnos las mochilas, y en el bar coger unas freeesquiiiiiitas jarras de cerveza para brindar por nuestra primera etapa.



 Ahi esta el equipo golondrinero antes de meterse a coger las literas despues de unos cuantos mililitros de cerveza en el cuerpo.


Solo queda aposentarnos, cenar con las demás gente del refugio, y antes de subir a acostarnos para levantarnos pronto, saldremos a dar un paseo para bajar la cena. Al día siguiente toca ruta más larga y dura para llegar a ver Hiru Erregeen Mahaia, o lo que es lo mismo, la Mesa de los Tres Reyes.


       Le quito a Dani el perfil y la información de la ruta de cuando la colgó en su blog hace ya tiempo. ¡¡Gràcies amic.!!

Longitud: 9,33 kilómetros.
Desnivel positivo acumulado:1041 metros.
Desnivel negativo acumulado: 600 metros.

 Hasta la semana que viene, donde volveremos a tener muchas aventuras en la etapa reina de la travesía y donde os contaré de donde viene lo de las golondrinas, entre otros asuntos.